viernes, 1 de noviembre de 2013

Nota curatorial exposición "Demens Bibliotheca"

DEMENS BIBLIOTHECA Las obras presentadas en esta muestra corresponden a la etapa más reciente de un proceso de investigación sobre el formato del libro y sus posibilidades como soporte para una apuesta artística comprometida con la memoria. Asistimos ahora a una evolución del libro como símbolo que, al atesorar y recrear, vincula universos. Así, propone una lectura a partir de la comprensión de las sucesivas capas que, una sobre otra, configuran las estructuras que interpelan nuestra capacidad de leer en varios niveles: leer entre líneas, y a su vez, entre páginas y entre libros. Se afirma la memoria como un proceso creativo de reconstrucción en el que debemos trascender, a punta de voluntad, la superficie o fachada de nuestra propia historia para acceder a lo que escondemos profundamente –en sucesivas capas- y nos define en tanto raíz, en tanto naturaleza y origen. Pero aquí la búsqueda remite también a una valiente introspección, a aceptar la locura que palpita al interior de cada uno de nosotros, y al coraje que es necesario enarbolemos para comprender dicha locura como la afirmación de nuestro espíritu ante las contingencias del paso del tiempo, el olvido y la muerte. Estos libros exigen una lectura que, más allá de lo racional, apele a nuestra capacidad de sentir que formamos parte de la poética configurada por la artista como un minucioso ejercicio de memorias superpuestas y compartidas, donde la frontera entre ficción y realidad no será ya más relevante. Del interior de cada uno de estos libros emerge lo único que habrá de importar: que nuestras naturalezas interiores compartan vínculos de intricadas redes, o que nuestras batallas personales se transformen en cantos de una épica propia pero siempre trascendente, sellando así una memoria que aprenderá a luchar, una memoria indestructible. Andrés Cordero